El Gobierno de Castilla-La Mancha ofrecerá a más de 4.000 alumnos de la región la realización de pruebas gratuitas para obtener el certificado B1 en idiomas

La consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, ha señalado que con esta acreditación oficial se facilita al alumnado una certificación muy importante que es requerida para proseguir estudios o iniciar alguna actividad laboral. 

La consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, ha anunciado hoy que el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCLM) publicará, el próximo viernes, una resolución de la Dirección General de Inclusión Educativa y Programas por las que se establecen las condiciones de realización de pruebas específicas para obtener el nivel de certificación intermedio B1 en inglés, francés, alemán e italiano.

A estas pruebas, que serán gratuitas, podrán acogerse alrededor de 4.250 alumnas y alumnos de 4º curso de Educación Secundaria y de 2º curso de ciclo Formativo de Grado Medio, que estén matriculados este curso en un proyecto bilingüe o plurilingüe en los centros educativos sostenidos con fondos públicos de la Comunidad Autónoma.

Rodríguez se ha pronunciado así momentos antes de la clausura y entrega de premios del Consorcio ‘Erasmus+ Vet: Going on’, que ha tenido lugar en las dependencias de la Consejería y en la que también ha participado el viceconsejero de Educación, Amador Pastor y la directora general de Formación Profesional, Maria Teresa Company.

La consejera ha informado que la prueba escrita para la obtención de esta certificación tendrá lugar en los propios centros. Comenzarán el 26 de marzo con los exámenes de alemán; el 30 de marzo el de francés; el 31 de marzo el inglés y el 17 de abril con el italiano. La prueba oral se desarrollará en las Escuelas Oficiales de Idiomas en las fechas que determinen. Los alumnos que libremente quieran realizar las pruebas deberán inscribirse en la plataforma educativa Papás 2.0  en https://papas.jccm.es/papas/.

Esta prueba, el pasado año, a modo de pilotaje solo se realizó en Ciudad Real. De los 1019 alumnos a los que iba dirigida la prueba el pasado curso, se presentaron 743, con unos resultados de aprobados bastante satisfactorios. Este año, se ha ampliado la realización de estas pruebas a las cinco provincias de la región.

La consejera ha añadido que con la adquisición de la acreditación oficial del B1 se reconoce, por una parte, la trayectoria académica del alumnado y, por otra, se facilita a los mismos una cualificación que es requerida ya para proseguir estudios o iniciar alguna actividad laboral.

También te puede interesar: