Magia, la ilusión de lo imposible

“Los ilusionistas llevan al diablo en sus manos y a Dios en el corazón”. Son palabras de San Juan Bosco, un santo con una vida curiosa que, además, utilizaba la magia para evangelizar. El 31 de enero, coincidiendo con su onomástica, se celebra el Día Mundial de la Magia

Sociedad 31 de enero de 2021

La magia es ilusión, pero nunca engaño”, explica Andrés Carmona, mago y profesor de  filosofía. Existe una ética de la magia, ya que no se engaña al espectador, sólo se crea “la ilusión de lo imposible”. Cuando contemplamos un espectáculo de magia, sabemos que tiene truco, pero aun así no dejamos de asombrarnos. Lo que valoramos es la habilidad del mago para hacer los juegos de magia mientras distrae nuestra atención.

La magia es antiquísima. Aunque en sus orígenes estuvo ligada a la hechicería y lo sobrenatural, la intención de este arte no era otro que tratar de entender y dominar la naturaleza, algo así como una “protociencia”.

Los primeros juegos de magia se remontan al antiguo Egipto, sobre el 1.700 antes de Cristo. Así lo atestigua el Papiro Westcar, que en la actualidad se conserva en el Museo Estatal de Berlín. En uno de sus relatos, aparece la figura del Mago Dedi, muy estimado en la corte del faraón Keops por su habilidad para unir cabezas que habían sido cortadas, domesticar leones y –aquí viene el juego de magia- hacer que un ganso corriera por la habitación sin cabeza y sin darse con las paredes. Aunque el truco de Dedi podría ser el primer juego de magia de la historia, lo cierto es que el primero documentado es el de los tres cubiletes y las bolas, el “trile”.

Los espectáculos de magia nacieron unidos a las ferias ambulantes, en las que acróbatas, malabaristas y otros asombros se complementaban con la actuación del prestidigitador. “Antes del siglo XVIII, especialmente en la edad media, nos encontrábamos con el típico mago Merlín, con túnica y capirote”, explica Carmona, apuntando que estos primeros magos se dirigían a un público más popular, por lo que las leyendas y supersticiones solían ser fuente de inspiración.

Este es el caso de uno de los juegos de magia más conocidos, el conejo en la chistera. Sus orígenes datan de principios del siglo XVIII, cuando una mujer llamada Mary Toft aseguraba que había parido conejos. La historia se hizo tan popular, que a los ilusionistas de la época se les ocurrió sacar conejos de sus sombreros.

La Magia Moderna

Fue en el siglo XIX, con Robert Houdin, el padre de la magia moderna, cuando los magos entraron en los teatros, dirigiéndose a un público burgués. La indumentaria y la puesta en escena cambian. A Houdin le debemos la imagen del mago con traje y chistera. Los juegos de magia se vuelven más espectaculares. Como ejemplo, la suspensión etérea, un truco de levitación que popularizó Houdin.

Tras Houdin, comenzaría la época de las grandes ilusiones y los grandes espectáculos de magia. Uno de los juegos que más sorprendió y que continúa siendo popular, es el de la mujer serrada, que este año cumple su centenario. La primera representación moderna de esta ilusión, tal y como la conocemos hoy en día, fue llevada a cabo por el mago inglés P.T. Selbit en 1921; aunque anteriormente, en 1809, el mago Torrine realizó esta ilusión ante el Papa Pío VII.

La magia moderna cuenta también con nombres históricos como Harry Houdini, el genio del escapismo. Lo mismo se fugaba de una prisión de máxima seguridad, que conseguía liberarse de las ataduras de cuerdas, cadenas y candados mientras colgaba de una grúa bocabajo.

En la actualidad, es David Copperfield quien ha tomado el relevo de esta tradición mágica. El ilusionista estadounidense es considerado uno de los mejores en su género y pionero de la magia contemporánea. Sus ilusiones, reconocidas mundialmente, utilizan las nuevas tecnologías para conseguir efectos tan sorprendentes como la desaparición de la Estatua de la Libertad, levitar sobre el Gran Cañón o atravesar la Muralla China.

Pero no todo en la magia es tan espectacular, también hay juegos de alto riesgo y casi imposibles. “El más peligroso es el de la bala atrapada. 12 magos han muerto en el escenario haciendo este juego”, comenta Carmona, “el más sonado fue el caso del americano Chung Ling Soo”. Y es que uno de los códigos éticos de la magia es no poner nunca en peligro al público, pero ¿el mago?… eso ya es otro cantar. Cada profesional decide qué riesgos quiere asumir.

Este reportaje sobre la magia no puede terminar sin hacer mención al referente de la magia en España, Juan Tamariz, que combina sabiamente la magia con el humor. Un gran mago que ha creado escuela con su estilo tan particular. Tamariz consiguió popularizar la magia de cerca -la cartomagia- y dejar su sello en quienes le han seguido después. “Todos los magos y aficionados a la magia de hoy somos Tamarizianos”.

La magia “siempre va a estar ahí” porque, como cualquier otro arte, juega con conceptos universales tan arraigados como el amor, la libertad, la fortuna, los sueños… y, no lo olvidemos, la ciencia.

Así que no queda más que decir que “Tan-Ta-Tachán”, “Abracadabra”, “Hocus Pocus”, “Wigardium Leviosa”…

También te puede interesar:
“En marcha contra el cáncer” el domingo 7 de noviembre

“En marcha contra el cáncer” el domingo 7 de noviembre

 Tomelloso se pondrá “En marcha contra el cáncer” el domingo 7 de noviembreEl concejal de Deportes, Amadeo Treviño y los presidentes local y comarcal de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), Amalia Martín Negrillo y Marciano Sánchez, respectivamente han...

El tiempo

BANNER CONSUEGRA FIESTA DE LA ROSA

BANNER VINÍCOLA DEL CARMEN

Banner Almida Personalización

DIPU DINAMIZACION EMPRESAS

TEATRO OCTUBRE ASJ

BANNER EXPO EXPERANZA HUERTAS

BANNER PUNIAGUA HORIZON

BANNER ASJ LIMPIA

BANNER NUTRICIÓN

BANNER TURISMO ASJ

Aguas de Alcázar

BANNER BICIALCÁZAR