Los regantes insisten en el trasvase como la única opción para la “emergencia” de Las Tablas

El presidente de Mancha Occidental I, Ángel Bellón, entiende que los aportes de los sondeos de recarga del parque no serían suficientes y que el plan de control de las extracciones es una medida a medio y largo plazo. Critica la “escasa voluntad política” del MITRECO para aprobar el trasvase. 

Los usuarios de la masa de agua subterránea Mancha Occidental tienen claro que “no hay otra opción” que la del trasvase para hacer frente a la situación de “emergencia” que viven Las Tablas de Daimiel, con apenas 80 hectáreas encharcadas.  

El presidente de esta comunidad, Ángel Bellón, solo contempla esta iniciativa, que ya apoyaron tanto en la manifestación que se celebró en Daimiel a finales de enero, y en la reciente del Patronato de Las Tablas, en la que, recuerda, 19 de 21 miembros también se expresaron en el mismo sentido.

Los aportes de los sondeos de recarga que hay en el parque no serían suficientes. No hay que negociar nada porque la solicitud del trasvase está recogida en las leyes, en el PRUG y, además, a diferencia de lo que ha sucedido en otras ocasiones, su rendimiento sería muy alto porque se puede hacer por la Tubería a la Llanura Manchega. Ángel Bellón, presidente masa de agua subterránea Mancha Occidental I.

El presidente de Mancha Occidental I reconoce que la llegada del agua Tajo es imperiosa para Las Tablas, por lo que lamenta la “escasa voluntad política” que está mostrando el Ministerio de Transición Ecológica para su aprobación. “Hay que hacerlo antes que después”, concluye. 

Ese “corto plazo” es el que cree que ahora prima sobre medidas como la del control de las extracciones ilegales en el entorno de Las Tablas que, añade, “son bienvenidas”, pero que deben tomarse a “medio y largo plazo”. Bellón opina que este plan ministerial es más “una justificación que una solución” porque, insiste, en estos momentos “la cabecera del Tajo-Segura puede soportar el trasvase” a Las Tablas. “Por justicia se debería hacer”, apostilla. 

Ahondando en la repercusión de la propuesta del Gobierno central, el presidente de la comunidad no tiene reparos en que la administración actúe y se controlen los usos del agua “con arreglo a la legalidad”. Considera Bellón que todo lo que ayude a mantener “en equilibrio el nivel freático de las masas de agua es necesario”, al tiempo que ese control garantice el aprovechamiento de los usuarios, entre los que no solo están agricultores, también industrias y poblaciones. 

Hay que ser consciente de que el agua, en cantidad y calidad, es vital para mantener la actividad socioeconómica de la zona, que en el caso de Mancha Occidental I abarca 24 municipios y casi 15.000 usuarios.

También te puede interesar: