Cientos de vecinos de Alcázar de San Juan celebran las tradicionales fiestas de San Antón

Dejando atrás las Navidades, los regalos y hasta fin de año, la plaza de Santa María La Mayor ha vuelto a convertirse un año más, en el punto de encuentro de jóvenes y mayores, que han acudido junto a sus familias a la tradicional hoguera de San Antón.

Una buena excusa y también una oportunidad de volver a reunirse tras las fiestas en torno al calor de los sarmientos y las brasas en la festividad del santo.

Una plaza protagonista con el bullicio de las primeras voces que auguran la tradicional subasta de productos en la que gran cantidad de vecinos se anima a pujar por hornazos, vino y pan, chorizos.

Esta fiesta es que es la más pobrecica, lo único que tenía eran los gorrinos y se lo han quitado, pero no pasa nada, lo remediamos con chorizos y jamones que eso no perjudica ni mata a nadie y así saldremos adelante. Luis Octavio – Presidente de la Hermandad de San Antón

Una costumbre de origen pagano pero muy ligada a la tradición religiosa, cuando en la Edad Media, granjeros, ganaderos y vecinos, encendían pequeñas hogueras frente a la puerta de sus casas, con el objetivo de proteger de todo mal a caballerías y otros animales.

Hay un dicho de Alcázar de 1685 que dice que San Antón tiene jurado por vida de su cochino,que si no lo hacen fiesta ha de volar el molino. En el siglo XVII se pagaba por parte del administrador de la fábrica de pólvora y salitre estas fiestas, y un año que no lo pagó, pasados unos meses salió volando un molino de pólvora en Alameda de Cervera, de ahí el dicho Pablo Pichaco, Concejal del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan

Las llamas de la leña cobraron vida la mañana del domingo para convertirse en perros, caballos, canarios o tortugas, que pasearon junto a sus dueños en la procesión celebrada en honor a San Antón, que como cada año, ha congregado a numeroso público a lo largo de todo el recorrido por las calles alcazareñas.

Mariano y Manchega,  tiraban este año de la imagen del santo, que ha realizado su recorrido acompañado por la música de la Banda de Música Santa Cecilia.

Autoridades municipales y los miembros de la Hermandad de San Antonio Abad, siguieron al Santo en un día dedicado a los animales, a los que históricamente se les daba el día de descanso de las labores de campo, y se les permitía vagar libremente en honor al Santo.

También te puede interesar: