Tía Sandalia, el arte de una villacañera excéntrica y autodidacta que vivió fuera de tiempo

Catalina Sandalia Simón, conocida como la Tía Sandalia, es uno de esos personajes que vivieron fuera de tiempo. Natural de Villacañas, se la conocía por ser una “mujerona de carácter”, religiosa y nazarena, excéntrica y en demasiadas ocasiones tachada de loca. Su legado, una profusión de esculturas y pinturas religiosas, muy particulares, que nacieron con el fin de enseñar a sus hijos quién era Dios. Un arte que terminó siendo su catarsis

Cultura 18 de abril de 2021

Si la Tía Sandalia levantara la cabeza, probablemente se enfadaría viendo su reconocimiento como artista en la Enciclopedia de Mujeres de Castilla La Mancha “Oliva Sauco”.

Y es que nunca se consideró como tal y su deseo no fue otro que la obra que -con fines didácticos y cuasi terapéuticos- desarrolló a lo largo de su vida, desapareciera con ella.

Afortunadamente no fue así y el Ayuntamiento de su pueblo, Villacañas, la rescató y levantó lo que es hoy su casa museo.

Ubicada en la calle que lleva su nombre, frente al lugar en el que realmente se encontraba su vivienda, podemos hoy visitar este museo en el que se conservan tres de las habitaciones de su casa, tal y como ella las dejara.

La primera sensación al entrar en estas estancias saturadas de “ecce homos”, es muy similar a la que provoca la intensidad del barroco. Necesitamos descansar la vista, conocer su historia y entrar en los detalles para que la sobrecarga inicial no nos colapse.

Sólo cuando entendemos que el arte de la Tía Sandalia es fruto de su propia catarsis, empezamos a empatizar con la mujer autodidacta, humilde y profundamente religiosa que, muy probablemente, vivió fuera de tiempo.

Sandalia Simón

Catalina Sandalia Simón nació con el siglo XX, en el año 1902. Hija única, de padres humildes, nunca quiso aprender a leer o a escribir, a pesar de la intención materna. Sin embargo, sí heredó de su madre el gusto por la cultura.

Su posible agrafia -ya que Sandalia padecía epilepsia- la compensaba con una prodigiosa memoria y su facilidad para contar historias. Fue precisamente esta cualidad para contar historias, unida a su profundo sentimiento religioso, lo que la llevó a iniciarse en el camino de la creación artística.

Sandalia se casó muy joven con el Tío Juan, un hombre que siempre respetó los impulsos creativos de su mujer. Tuvieron cinco hijos a los que la Tía Sandalia educó en la fe cristiana.

Interés Didáctico

Su interés porque sus hijos “supieran cómo era Dios”, hizo que cuando durante la Guerra Civil se cerraran las iglesias –Villacañas se encontraba en zona republicana- no desistiera de buscar un modo de explicarles la historia sagrada.

Así lo relata Vicente Zaragoza, biógrafo de la Tía Sandalia: “Empezó a amasar yeso, a darle forma y a modelar un Cristo nazareno, al que Sandalia profesaba una gran devoción. Se la conocía por ir vestida siempre con un hábito nazareno”.

Para modelar el yeso, la artista utilizaba las herramientas que encontraba por su casa. Un cuchillo, un tenedor, una cuchara… fueron conformando su maletín de trabajo; además de su propio cabello que utilizaba para hacer los pinceles -enredado a un sarmiento- o para decorar sus Cristos y santos.

Catarsis creativa

Hay un hecho que influye decisivamente en la profusión creativa de Tía Sandalia. El suicidio de su hijo Ángel, cuando tan sólo contaba con 18 años de edad.

“El cura, en aquella época, no permitió que se le enterrara en campo santo, ni que se le dijera una misa. Esto hizo que Sandalia se enemistara con la iglesia, aunque no abandonó su sentimiento religioso. Su dolor,  su desgarro, lo plasmó con más intensidad en su obra. Se encerró a crear, desatendiendo otros quehaceres, convirtiendo este acto creativo en una vía de expiación y catarsis”, explica su biógrafo.

Es en esta época cuando comienza también a pintar, en las paredes de su casa y sobre trozos de tela que compraba en el mercadillo. Pinturas a las que añadía relieve y textura y que se enmarcan dentro de la pintura naif más popular.

¿Excéntrica o Loca?

La figura de la Tía Sandalia fue muy controvertida en su tiempo. Muchos de sus convecinos pensaban que “no estaba en sus cabales”, confundiendo la personalidad excéntrica y creativa de esta mujer con la locura.

Niños y niñas tenían por costumbre visitarla para “ver sus santos” cuando salían de la escuela. Algunos, con la única intención de reírse, “lo que disgustaba muchísimo a Tía Sandalia”, que los recibía con afán educador.

“Nunca se reconoció a esta artista villacañera hasta el final de sus días, que pusieron su nombre a la calle donde vivió y donde ahora se encuentra el museo. Siempre se le dio un valor folclórico, como personaje popular”, comenta Vicente Zaragoza.

Tras su muerte, y gracias a la colaboración de su hijo Juan, el Ayuntamiento de Villacañas reclamó su obra como patrimonio cultural. Una obra que formaba parte ya de la estructura de su vivienda, por lo que decidieron trasladar íntegras tres de las habitaciones hasta su casa museo.

Una artista fuera de tiempo

Si Tía Sandalia hubiera nacido hoy, probablemente su historia sería diferente. Pero le tocó vivir una época dura, en la que la mujer siempre ocupaba un segundo plano en la sociedad y tenía acceso a recursos limitados.

El mundo mágico que creó en torno a sus convicciones religiosas y su afán didáctico, unidos a su aprendizaje autodidacta y su modo de crear, con lo que tenía a mano, cobra valor con la visión del tiempo.

Su pueblo reconoce ahora a la artista y lleva su singularidad por emblema, comparando su vida aislada y su sentimiento creativo –salvando las distancias- con el de la mismísima Frida Kahlo.

“Tía Sandalia fue una mujer fuera de tiempo, porque, en muchos aspectos, rompió los moldes de la época. Era una artista cuyo prestigio no fue reconocido. Tenía mucha valía porque hizo lo que quiso hacer y su estilo era muy diferente. Eso, probablemente, la hace única”.

Las palabras de su biógrafo, que la conoció personalmente, plasman perfectamente el sentir de quienes siempre defendieron que aquellas figuras de yeso y aquellas pinturas, no podían describirse con otro calificativo que no fuera arte.

También te puede interesar:
Concurso de pintura en barricas ‘Arte en Mayos’ este sábado

Concurso de pintura en barricas ‘Arte en Mayos’ este sábado

 Concurso de pintura en barricas 'Arte en Mayos' este sábado en Pedro MuñozDesde las 10:00 y hasta las 19:00 horas, se podrá disfrutar de la pintura en vivo de 8 barricas en el Paseo de La MotaCultura 11 de mayo de 2021Este sábado 15 de mayo se celebrará el...

Suspendidos los actos de la Romería de la Virgen de la Sierra

Suspendidos los actos de la Romería de la Virgen de la Sierra

 Suspendidos los actos de la Romería de la Virgen de la Sierra en Villarrubia de los OjosLa Junta directiva de la Archicofradía de Nuestra Señora La Virgen de la Sierra, debido a la situación sanitaria en la que nos encontramos en estos momentos y a instancias de...

El tiempo

BANNER JCCM EXPLOTACIÓN SEXUAL

BANNER Il Mandolino Barroco Criptana

BANNER TITERES HIDALGO 2021

Banner Almida Personalización

BANNER PUNIAGUA EVER

BANNER DIPU VUELVE LA CULTURA

EXPO ARTISTAS CIUDAD REAL MARMURÁN

Banner Rutas Primavera Alcázar

BANNER BICIALCÁZAR

Aguas de Alcázar