Lágrimas de emoción y una alegría inmensa, así ha definido el capitán del equipo Antonio Avilés, el reciente ascenso del Sporting Juvenil A a la Liga Nacional. Una etapa más en el camino de un equipo que ha conseguido con gran esfuerzo y trabajo a lo largo de la temporada, sumado a las dificultades económicas, superar barreras y alcanzar la remontada en Hellín donde ganaron 1 – 2 tras perder el partido de ida en Alcázar.

Juan José Sánchez Manjavacas ha destacado la satisfacción del trabajo conseguido por los resultados obtenidos al final de la temporada por parte de todo el club. Un sentimiento compartido no solo por el ascenso sino por los valores que ha desprendido la plantilla sobre todo en la fase de lucha de los play offs en los que los jugadores demostraron su saber estar y su humildad sin dejarse llevar por las provocaciones del equipo rival.