Aprobada la exclusión de los grupos políticos del Consejo Vecinal, una decisión del Partido Socialista calificada de “dictatorial y frustrante”

La modificación de los estatutos del Consejo Vecinal que pretende dar voz únicamente a los vecinos excluyendo la representación de los grupos políticos municipales, ha sido un punto especialmente polémico y criticado por todos los partidos de la oposición en el pleno ordinario del mes de febrero. Punto aprobado en el que el Partido Socialista ha ejercido su mayoría absoluta con 9 votos en contra de todos los grupos y 11 a favor.

Frustrante” o “dictatorial” han sido algunos de los calificativos realizados por la oposición ante esta propuesta, destacando que con 11 concejales, uno más que la oposición, el Grupo Socialista representa a 7.366 vecinos, mientras que el resto de los partidos políticos con 10 ediles en total, representan a 8.242 vecinos. Por ello, se ha señalado la relevancia de no excluir la voz de los políticos en este órgano. “Ese modelo de decisiones son efecto del mal funcionamiento de este Ayuntamiento”, ha denunciado Eduardo García Villajos, concejal Popular.

No entendemos por qué se nos acusa de espantar a los vecinos cuando los cinco grupos de la oposición representamos a una parte importante de los vecinos. Plantearse que con nuestro debate los excluimos, nos hace plantearnos si lo hacen para no poder llevar la contraria al Gobierno municipal. Maribel Ramos, Izquierda Unida.

Para la concejala Maribel Ramos, el hecho de que “no estuviera presente ni un representante de las asociaciones vecinales” en el último Consejo convocado el pasado 11 de febrero, podría deberse a que la convocatoria se realizase a posteriori de la “aprobación desmesurada de las ordenanzas fiscales y de los presupuestos generales”.

Por parte del Grupo Municipal Popular, se ha indicado que “vamos a votar en contra”, porque “la ley exige votar no para poder acudir a los tribunales”. “Solo cuatro personas del último Consejo Vecinal no eran concejales”, ha apuntado García Villajos. Abogando por la tarea de control de los grupos de la oposición al Gobierno municipal, se ha mostrado la disconformidad por convertir dicho Consejo en un foro en el que “solo se escucharán sus mentiras”.

Seguimos viendo cómo se consolida la dictadura socialista, se siguen aplicando el rodillo, y se va apagando la voz de la oposición. Visto el último Consejo Vecinal, se observa la falta de crítica. El Consejo Vecinal se convierte en un foro más donde el PSOE va a vender sus proyectos y su política sin que haya otra voz que pueda diferir de lo que está exponiendo. María Jesús Pelayo, Vox.

Desde Equo se considera que esta decisión es señal del “extremo celo” del Gobierno municipal ya que “restará valor a la transparencia devaluando la democracia”. Esta modificación es “solo propio de dictaduras”, ha subrayado Elisa Díaz.

Un órgano en el que se pretende fomentar la participación vecinal en los presupuestos participativos, solicitando desde Ciudadanos la modificación del proceso de comunicación con los residentes en Alcázar ya que solo 537 personas votaron en esta iniciativa en 2018 de un total de 25.729 vecinos censados en la localidad.

MOCIONES

En cuanto a la moción presentada por Izquierda Unida referida a la adhesión de Alcázar de San Juan a la red de ciudades libres del tráfico de mujeres, niñas y niños destinados a la prostitución, se ha aprobado por parte de la Corporación, pese a contar con los votos en contra del Grupo Municipal Vox, que ha alegado la “utilización del feminismo sectario y de uso de jerga de culpabilidad hacia el hombre como prostituidores y no prostituidoras” en dicha moción, además 

Da vergüenza cómo trata el Gobierno municipal a la oposición, tanto en los plenos como en las Comisiones. José Luis Montalvo, Partido Popular.

Una posición que ha sido calificada por Ramos como “negacionista de la violencia hacia la mujer por el simple hecho de ser mujer”. Se aboga con esta medida que se pongan en marcha campañas de sensibilización, que se aplique la ley y llevar a cabo acciones preventivas, entre otras aportaciones.

Una red a la que ya pertenecen 121 ciudades de España que busca eliminar la demanda de la prostitución para acabar con la oferta que implica la trata de personas.

La modificación de los estatutos del Consejo Vecinal es solo propio de dictaduras. Elisa Díaz, Equo.

En cuanto al reconocimiento a los alcazareños en el ‘Día Europeo de la Memoria del Holocausto y de la prevención de los crímenes contra la humanidad’ propuesto por Vox, que se conmemora el 5 de mayo, ha sido defendido por el edil Miguel Ángel Darriba, para recordar en concreto a los doce alcazareños que fueron llevados a campos de concentración en Mauthausen.

Insólito que Vox lleve a cabo esta moción en este pleno”, para Ramos. Una moción incompleta según la edil ya que “no contempla a los ateos o personas sin creencias religiosas, u otras etnias que no sean únicamente la gitana, como musulmanes. Nos parece pura demagogia y postureo”, ha indicado pidiendo la modificación de su contenido. Sin embargo, Darriba ha defendido que esta mocion “no excluye a nadie, sino que busca conmemorar a todas las víctimas”, por lo que ha sido aprobada finalmente por unanimidad tras realizar modificaciones en el texto como “el recuerdo a todos los alcazareños y todas las víctimas”.

Según el Hospital Mancha centro, actualmente se fuman 75.000 cigarrillos en el municipio. Puede ser positivo divulgar campañas de sensibilización en la televisión municipal para ver el impacto que puede causar un filtro de cigarrillo en el Medio Ambiente, aunque en la legislación local ya se contempla la prohibición de arrojar residuos al suelo. No se puede llenar los edificios municipales de ceniceros porque no soluciona el problema. Pablo Pichaco, PSOE.

La erradicación de las colillas de aceras y espacios libres propuesta por Equo, y la lucha contra el tabaquismo mediante la instalación de ceniceros y contenedores especiales para su recogida abogando por una ciudad sana y limpia, así como campañas de sensibilización, han sido algunas de las medidas sugeridas por las formaciones, ya que se ha destacado que los restos de tabaco tardan 12 años en descomponerse produciendo envenenamiento en las aguas y en el subsuelo con el consiguiente impacto medioambiental. Esta moción no ha sido finalmente aprobada ya que como ha subrayado el concejal de Medio Ambiente, Pablo Pichaco, “llenar los edificios municipales de ceniceros no soluciona el problema”, aunque ha mostrado su compromiso para llevar a cabo charlas informativas.

También te puede interesar: