Celebrado el tradicional Pleno con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad

Usuarios con capacidades diferentes de asociaciones y centros de la provincia han ocupado esta mañana los escaños del salón de Plenos del Palacio de la Diputación con motivo de la celebración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Un año más han sido escuchados por el presidente de la institución, José Manuel Caballero, que en esta ocasión ha estado acompañado por la vicepresidenta Jacinta Monroy y por Luis Manuel Broceño, del centro Caminar, en el lugar principal de la estancia.

Caballero ha dado la bienvenida a los participantes y a todos los presentes. Tras comentar que el Pleno coincide este año con la celebración del 40 aniversario de la Constitución, “etapa democrática que ha un efecto muy positivo en el ámbito de la discapacidad”, y el 125 aniversario del Palacio Provincial, ha ido concediendo la palabra a cada uno de los intervinientes. En concreto, a Luis Manuel Broceño, de Caminar; Rubén Jiménez, de Coraje de Malagón; María José Pascual, de AFAD Valdepeñas; Jaime González Lozano, de AUTRADE; Pilar Jiménez, de Salud Mental Ciudad real (antiguo APAFES); Adolfo Antonio Trenado, de la Asociación Fuensanta; Eusebio Acosta Sánchez-Gil, del Centro Ocupacional de Manzanares; Fátima Ruiz, del Centro Ocupacional de El Robledo; Rosario González-Ortega Robledo, del Centro Ocupacional “El Picazuelo” de Herencia; y María Isabel Aranda López, del Centro Ocupacional “Azuer” de Daimiel.

Todos ellos han hablado de sus anhelos, deseos, experiencias y vivencias, de los retos conseguidos y los que les quedan por lograr, así como de la vida que viven y les gusta, y de la que quieren vivir para ser más felices. Las diferentes opiniones se pueden resumir en la consecución de más autonomía y oportunidades laborales.

En este sentido, Caballero ha dicho que en la vida es imprescindible tener autoestima para ser feliz y lograr nuevos retos, que seguro que “vais a conseguir con su esfuerzo personal y la ayuda de vuestros padres y monitores”. Ha comentado en otro momento del Pleno que la Diputación afronta las políticas que dirige al colectivo de personas con capacidades diferentes con un planteamiento integral, cubriendo no sólo las necesidades relativas a la prestación de servicios y de adquisición de equipamiento duplicando las partidas económicas, sino también proporcionando oportunidades de ocio vinculadas al turismo, deportivas y laborales.

También ha recordado que de cara a 2019 han consignado 800.000 euros para que los ayuntamientos tomen el ejemplo del novedosos programa Dipu-Capacita, en base al que hacen prácticas pre-profesionales 16 personas con discapacidad en la Diputación, una consignación económica que permitirán 300 contrataciones de seis meses o 600 de tres, “porque sin empleo no hay verdadera integración”. Ha explicado, además, que con el Plan de Empleo para asociaciones han proporcionado trabajo a 120 usuarios en lo que va de año.

Por otro lado, ha agradecido a los monitores, psicólogos y terapéutas de las asociaciones y centros ocupacionales su trabajo, porque su actividad diaria va más allá de lo profesional así como su compromiso con los chicos y chicas, que excede a sus jornadas laborales y a las tareas que tienen la obligación de atender.

Caballero ha anunciado, asimismo, que en los Presupuestos se han recogido 400.000 euros para desarrollar el programa “Talento al Descubierto” para desarrollar la creatividad y actuar en los silos que hay en la geografía provincial. Se actuará sobre una veintena de construcciones para impulsar no sólo el talento del colectivo sino también el atractivo y la promoción de la provincia desde el punto de vista turístico.

En otro orden de cosas, la Asociación Laborvalía, que engloba a los centros ocupacionales y especiales de empleo de la provincia, le ha hecho entrega a Caballero durante la foto de familia el decálogo que recoge las premisas reconocidas por la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Nueva York el 13 de diciembre de 2006.

Las personas con capacidades diferentes de la provincia han participado en actividades lúdicas que se han celebrado en el complejo Playa Park así como en una comida.