El Gobierno de Castilla-La Mancha pone en marcha un Plan Regional frente a la Resistencia a Antibióticos

Se ha establecido un plan estratégico dirigido a implementar nuevas acciones que ayuden a afrontar este problema y mejorar y coordinar las que ya se están llevando a cabo con este objetivo en los centros y gerencias de la región

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Sanidad y del SESCAM, ha puesto en marcha el Plan Regional frente a la Resistencia a Antibióticos (PRAN-CLM), dentro del que se trabajará para el establecimiento de un plan estratégico dirigido a implementar nuevas acciones que ayuden a afrontar este problema y mejorar y coordinar las que ya se están llevando a cabo con este objetivo en los centros y gerencias de la región.

La aparición de resistencia a los antibióticos y como consecuencia a la aparición y progresión de infecciones causadas por bacterias que son resistentes a éstos es una situación que preocupa enormemente al colectivo científico, sanitario y, en general, a los ciudadanos en el contexto de la salud mundial, siendo uno de los principales retos a los que se enfrenta la salud pública y la medicina asistencial.

Son varios los factores que influyen en la aparición de resistencias a los antibióticos de uso común para las infecciones pero uno de los que más contribuye a la aparición de este fenómeno es el uso inapropiado e indiscriminado de los mismos, por ello, las autoridades sanitarias mundiales advierten de la necesidad de implementar medidas encaminadas a combatir la resistencia antibiótica.

Se estima que 3.000 personas mueren cada año en España como consecuencia de infecciones hospitalarias causadas por bacterias resistentes. De no tomar medidas con carácter urgente, en treinta y cinco años la resistencia a antibióticos podría superar al cáncer como primera causa de muerte.

Los primeros pasos que se han dado para el desarrollo del PRAN-CLM ha sido la constitución de grupos de trabajo en tres niveles de actuación. El primero de ellos es el de coordinación general del Plan, que incluye un grupo para el respaldo y apoyo institucional de las Direcciones Generales de Planificación y Ordenación e Inspección, Salud Pública, Asistencia Sanitaria y de Cuidados y Calidad.

Dentro de este grupo se encuentra también el ámbito del conocimiento multidisciplinar con profesionales de la Medicina Interna/Infectología, Medicina Preventiva, Medicina Intensiva, Microbiología, Pediatría, Medicina Familiar y Comunitaria y Farmacéuticos del ámbito Hospitalario, la Atención Primaria y la atención sociosanitaria.

Otro grupo de actuación es el compuesto los once grupos de trabajo/equipos PROA (Programa de Optimización de uso de antibióticos) de los ámbitos hospitalario y de Atención Primaria en los que trabajan ya más de cien profesionales en los centros asistenciales de modo exitoso desde hace años.

Por último, se constituyen dos grupos de carácter intermedio dependientes de SESCAM y de la Dirección General de Salud Pública, que coordinarán las actuaciones en materia de optimización de antibióticos y control de la infección relacionada con la asistencia sanitaria, respectivamente.

Los pilares sobre los que se asienta el Plan Regional frente a la Resistencia a Antibióticos y sus líneas estratégicas son el Plan de Salud de Castilla-La Mancha 2019-2025 y el Plan Nacional frente a la Resistencia Antibiótica 2019-2021.

El plan estratégico contempla actuaciones en el ámbito de la prevención de la necesidad del uso de antibióticos, así como de la vigilancia de su consumo. Por otro lado, establece líneas de trabajo para controlar la resistencia a los antibióticos, así como medidas encaminadas al mejor conocimiento del problema de las resistencias mediante la investigación y la formación, tanto a profesionales del ámbito sanitario como a la ciudadanía.

También te puede interesar