Familias y cuadrillas disfrutan de las gachas manchegas en el XXIII Encuentro Nacional de Amigos del Ferrocarril

Un año más y ya van 23, la Asociación de Amigos del Ferrocarril vuelve a organizar el tradicional Encuentro Nacional de Amigos del Ferrocarril en un día en el que la localidad acoge la llegada del llamado Tren de las Gachas, en el que se desplaza un gran número de visitantes procedentes de todas las provincias de España.

Un viaje especial que se realiza para participar en este Encuentro de Gachas Ferroviarias que la Asociación organiza anualmente y que cada edición congrega a centenares de trabajadores y sus familias para degustar tan tradicional plato manchego en torno a una hoguera y un perol.

Especial se ha ido haciendo con el tiempo porque empezamos hace 23 años con una especie de pique entre unos cuantos a ver quién hacía mejor las gachas, y nos hemos ido superando poco a poco. Hemos buscado siempre un sábado que no sea festivo en Madrid para que puedan venir, como hoy que el tren de las gachas viene con más de 300 personas a bordo que aprovechan para visitar Alcázar. Marcos Crespo, presidente Asociación Amigos del Ferrocarril.

La explanada situada junto a las instalaciones ferroviarias es el lugar en el que cada año se celebra este encuentro de amigos y cuadrillas que esta edición se ha abierto a la participación de toda la localidad y su comarca.

Es un encuentro ferroviario de gachas pero es también un evento alcazareño. Está abierto a todo el público, no hace falta ser ferroviario y ser de fuera, sino que se puede ser alcazareño y venir hasta aquí para disfrutar de esta magnífica tradición que año tras año ha invitado a miles de personas a visitar nuestra ciudad con la excusa de venir a este Encuentro Ferroviario. Rosa Melchor, alcaldesa de Alcázar de San Juan.

Un ambiente festivo, con música, buenas amistades y por supuesto trenes, que pone en valor la larga tradición e historia ferroviaria de Alcázar de San Juan junto a una buena ración de gachas y barbacoa, en torno a una hoguera más que necesaria y que ayuda a paliar el frío de los comensales. Todo ello, por supuesto, regado con vinos y cerveza para todo aquel que quiera pegar un buen trago al porrón.

También te puede interesar