El Ayuntamiento de Daimiel se suma a la campaña de la DGT para evitar distracciones en la conducción

La Policía Local realizará controles aleatorios hasta el domingo 23 de septiembre y vigilará de manera especial la conducción de quienes utilizan manualmente el teléfono móvil, dispositivos electrónicos y omiten el uso del cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantil.

El Ayuntamiento de Daimiel, a través de la Policía Local, se ha sumado a una campaña de control especial sobre distracciones en la conducción que se prolongará hasta el 23 de septiembre en el municipio mediante controles aleatorios de inspección que se fijarán en la utilización del teléfono móvil, dispositivos electrónicos, cinturón de seguridad y sistemas de retención infantiles, según informaba el jefe de la Policía Local, José Ángel Carrasco.

Se trata de una iniciativa adscrita a las previstas por la Dirección General de Tráfico para el año 2018 con la que se pretende sensibilizar sobre la perjudicial utilización de las nuevas tecnologías al volante, una práctica muy generalizada con graves consecuencias, pudiendo llegar a provocar considerables patologías que, en la conducción, tiene consecuencias dramáticas.

En 2017, según datos de la DGT, estas distracciones fueron desencadenantes del 33% de accidentes mortales, por delante de la velocidad (29% de los casos) y el alcohol (26%). Dentro de ellas, destaca el teléfono móvil, ya que multiplica por “hasta cuatro el riesgo de sufrir un accidente”. Incluso con un aparato “manos libres”, pasado un minuto y medio de conversación, el conductor deja de ver el 40% de las señales. Por esta razón el jefe de la Policía Local aconsejaba “apartar el móvil del ángulo de visión del conductor” e incluso “dejarlo en silencio” para evitar el impulso de consultarlo en cualquier momento.

Así las cosas, conscientes de que la circulación dentro de la población constituye el primero de los escenarios donde el conductor inicia la adquisición de hábitos y costumbres que, con posterioridad, se manifiestan en carretera, Carrasco consideraba de “vital importancia” la realización de la presente campaña.

En estos últimos años, el Ayuntamiento de Daimiel ha participado en otras iniciativas similares que se fijaban especialmente en los sistemas de retención infantil. Un aspecto de la seguridad en el que “hemos avanzado”, pero en el que “detectamos cierto desconocimiento durante las charlas que ofrecemos en los centros educativos”, señalaba Carrasco.

Por último, el jefe de la Policía Local también advertía de los riesgos que puede suponer para el peatón el uso del móvil en determinadas circunstancias. “Se tiene la falsa creencia de que en un paso de cebra señalizado se puede cruzar sin observar antes a cada lado. Eso puede provocar un atropello, y en ese caso el conductor no tiene por qué ser el principal responsable”, añadía.